¿Sabías que... ?

Minbar, según la tradición, era un tronco de palmera datilera sobre el que se colocaba Muhammad, el Profeta, el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), para dirigirse a sus fieles. Actualmente en las mezquitas el minbar es un púlpito, similar al de las iglesias cristianas, desde el cual el imam se dirige a los fieles.
En el Antiguo Egipto, la palmera Dom (Hyphaene thebaica) era el símbolo del principio masculino en la naturaleza y representaba al dios Thot, inventor de la escritura y dios de la sabiduría y la ciencia. La conexión con la luna hacía de Thot «el soberano del tiempo» y «el calculador de los años». Por lo tanto sus atributos eran un utensilio para escribir o una hoja de palmera datilera. La palmera Dom también era el símbolo del dios itifálico Min que estaba relacionado con la palmera por el simbolismo de la fertilidad; en dos tumbas del Reino Nuevo, las palmeras dum adornan los graneros llenos y materializan así al divino «donante de alimento y de todas las hierbas».
Astrocaryum aculeatum Barb. Rodr. [as Astrocaryum caudescens Barb. Rodr.] Barbosa Rodrigues, J. , Sertum palmarum brasiliensium, vol. 2: t. 66 (1903)
Según la leyenda de la fundación de Roma relatada por Ovidio, Rómulo y Remo, hijos de la vestal virgen Rhea Silvia y el dios de la guerra Marte, poco antes de dar a luz, se aparecen en un sueño a su madre bajo la forma de dos palmeras datileras de ramas majestuosas que se erguían hacia el cielo simbolizando un buen augurio de la grandeza futura de Roma.
Fertilidad y potencia sexual: En algunos países se cree que la ingestión de dátiles favorece la fertilidad y ayuda en gran manera a propiciar la potencia sexual masculina. Sólo lo apuntamos como curiosidad, pues no está demostrado. También los huesos de dátil se incluyen en bolsitas para fomentar la potencia sexual en los hombres y prevenir la impotencia.
El diapalma era un ungüento de propiedades secretas y virtudes maravillosas, hecho por los alquimistas a base de hojas de palmera datilera. La pulpa de dátiles formaba parte de la composición de otro ungüento: el diaphoenix.
San Hierosmos [San Jerónimo], por ejemplo, biógrafo de San Pablo, el primer eremita, cuenta que éste vivía, en total soledad, del fruto de una palmera.
Los Aztecas llamaban a la palmera macpalxochitlquahuitl, literalmente; mano flor árbol.
Algunos autores afirman que, en su origen babilónico, los capiteles de estilo Jónico pueden haber sido inspirados por la forma de una estilizada palmera datilera.
Carl von Linné (1707-1778), dijo: << Habitat intra Tropicos Palmis Lotophagus. Hospitatur extra Tropicos sub novercante Cerere, carnivorus.>> << El hábitat del hombre se encuentra entre los trópicos del planeta, donde vive de los frutos de la palmera. Subsiste en otras partes del mundo, donde debe nutrirse de cereales y carne. >>
Carl F. P. von Martius, padre de las palmeras (1794-1868), dijo: <<… in palmis semper parens juventus. In palmis resurgo. >> Es decir, <<… cuando estoy entre palmeras siempre me siento joven. Estando entre palmeras resucito.>>
En el Antiguo Egipto, los pinceles utilizados en las pinturas funerarias estaban hechos con fibras obtenidas magullando un extremo de un trozo de la nervadura o raquis de las hojas de palmera datilera, hasta obtener unas toscas cerdas.
En el Antiguo Egipto, el raquis o nervadura de las hojas de palmera datilera con muescas, fue el símbolo del dios Heh (Hah, Huh), dios de la eternidad, que llevaba una en cada mano. A veces llevaba sobre la cabeza el signo renpet (año) que estaba formado por el raquis de una hoja de palmera. Existen representaciones del dios Thoth haciendo muescas en el raquis de la hoja de palmera.
Puede ser el origen del conocido emblema de farmacéuticos y boticarios, la leyenda que refiere cómo el año 291 a. de C., cuando Roma era asolada por una terrible peste, habiendo tenido noticia del milagroso poder sanatorio del semi-dios griego Esculapio, los aterrorizados romanos decidieron enviar una delegación a su famoso santuario en Epidauros, suplicándole les prestase la sabia y vieja serpiente que, desde tiempo inmemorial, había acompañado al divino médico en sus diarios recorridos. Esculapio graciosamente atendió la súplica y el venerable reptil fue cuidadosamente embarcado en el navío romano. Pero cuando el barco atracó en el puerto romano de Antium, la serpiente escapó y fue a enrollarse en el tronco de una palmera datilera sagrada.
Palmera datilera (Phoenix dactylifera): Se emplean sus frutos para combatir los catarros bronquiales, enfermedades de la vejiga y toda clase de inflamaciones. La mejor manera de administrarlos es en cocimiento, que se obtiene haciendo hervir, durante veinticinco minutos, 25 gramos de dátiles, machacados, sin el hueso, en medio litro de agua. Dosis: Cinco tazas, o más al día.
Pablo fue el primer ermitaño [siglo III]. En la historia de su vida, escrita por San Jerónimo, leemos...<< En recuerdo del santo, San Antonio se llevó consigo la túnica de Pablo, que estaba tejida con cortezas y ramos de palmera; a partir de entonces se la puso todos los días de fiesta. >>
De San Doroteo El tebano sabemos que cuando Paladio (su biógrafo) fue a verle, hacía sesenta años que vivía en una caverna, ocupándose por las noches en hacer cuerdas con elementos de palmera y recogiendo piedras bajo un sol abrasador, en pleno desierto, a mediodía.
Bactris riparia Mart. [as Bactris littoralis Barb. Rodr.] Barbosa Rodrigues, J. , Sertum palmarum brasiliensium, vol. 2: t. 32 (1903)
El NAPALM o gasolina gelatinosa, es una variedad de jabón altamente inflamable que arde muy lentamente. En sus orígenes (año 1942), era palmitato de sodio (NA = sodio y PALM = palmitato), una sal sódica del ácido palmítico. El ácido palmítico es un ácido graso saturado [ácido hexadecanoico: CH3-(CH2)14-COOH] que se halla en gran proporción en el aceite de coco (Cocos nucifera) y en el de palma (Elaeis guineensis).
Otros autores sostienen que los capiteles de estilo Corintio tienen su origen en las hojas pinnadas de las palmeras.
Alfred Russell Wallace (1823-1913), dijo: << En diez días de trabajo procesando el tronco de una palmera sago (Metroxylon sagu), un hombre puede producir el alimento necesario para un año. >>